Adoptan a una niña y descubren que es una adulta que quiere asesinarlos

Adoptan a una niña y descubren que es una adulta que quiere asesinarlos
La supuesta menor era una mujer con enanismo de al menos 19 años. Intentó matar a sus nuevos padres en más de una ocasión.

En mayo de 2010, Kristine y su ex marido Michael Barnett adoptaron a una niña ucraniana de seis años llamada Natalia Grace.

Pese a la alegría de la pareja norteamericana, la pequeñaera en realidad una joven de 19 años que sufría un trastorno del crecimiento óseo llamado displasia espondiloepimetafisaria.

Sin percartarse de esta situación, la “pequeña” vivió en su nuevo hogar durante al menos un año sin levantar sospechas. Sin embargo, con el correr del tiempo, Natalia empezó a manifestar síntomas de inestabilidad mental.

“Ella quería matarnos”, relató Kristine al diario británico Dailymail. Según la mujer, la niña intentó empujarla contra una cerca eléctrica, envenenarla echando lejía en su café e incluso amenazó con apuñalarla a ella y a su marido.

Luego de llevarla a un centro de salud mental, los Barnett fueron informados sobre diversas características físicas de su hija adoptiva, que no correspondían para una persona de su edad.

A pesar del diagnóstico, Natalia permaneció con la familia hasta 2013, cuando los Barnett decidieron abandonarla. “Hacía dibujos en los que mostraba que quería matar a miembros de la familia. Quería enrollarnos en una manta y enterrarnos en un patio”, explicó la madre. “No podíamos irnos a dormir y escondíamos todos los objetos afilados”, agregó.

Arrestan a padres adoptivos

Ante el temor de ser asesinados por Natalia, los padres adoptivos se fueron a vivir a Canadá. ¿La supuesta niña? Fue abandonada en un piso en el condado de Lafayette, en EEUU. Meses después, tras no saber nada de ella, la pareja fue detenida por las autoridades de Indiana, EEUU, por abandono a un menor.

El arresto se produjo después de que Natalia declarara ante la policía en 2014 que sus padres la habían abandonado cuando tenía 11 años. La joven se apoyó en una supuesta prueba ósea realizada por un experto. Los resultados apuntaban que tenía ocho años cuando fue adoptada y 11 cuando la abandonaron. No obstante, las pruebas no coinciden con las obtenidas por la familia Barnett.

Actualmente, la familia y su hija adoptiva se enfrentan en los tribunales para desvelar la verdad. Mientras que Natalia Grace asegura que nació en 2003, la familia Barnett asegura que la “niña” podría tener hasta 30 años de edad.

FUENTE: lacuarta.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: