Buscan determinar inocencia de imputado que acusó a carabineros de jugar a la ruleta rusa con él

Buscan determinar inocencia de imputado que acusó a carabineros de jugar a la ruleta rusa con él

Una familia de Puente Alto hizo un llamado para que se establezca la inocencia de su hijo de 20 años, quien quedó en prisión preventiva por dos delitos que, dicen, él no cometió. Sumado a ello, aseguraron que una vez que fue detenido, sufrió torturas y apremios ilegítimos por parte de un funcionario de Carabineros.

Tomás Morales Galleguillos (20), joven que estudia Técnico en Construcción en el Duoc UC, fue detenido la noche del miércoles 6 de noviembre en cercanías de la estación Protectora de la Infancia de la Línea 4 del Metro de Santiago, cuando -según su familia- se encontraba en un cabildo abierto en una plaza cercana a su vivienda.

“Estaba participando en un cabildo con sus amigos y después que terminó, se fueron a manifestar afuera del Inacap. Estaban manifestándose y (carabineros) empezaron a tirar bombas lacrimógenas, por lo que empezaron a correr. Estaba cerca de la casa, como a dos o tres cuadras, y en ese intertanto le tiraron la patrulla encima y él cayó. Los carabineros lo redujeron y se lo llevaron”, señaló a BioBioChile Evelyn Galleguillos, la madre del joven.

La mujer aseguró que cuentan con videos y testigos que indican que el joven no opuso resistencia. Pero, la investigación en su contra es por un homicidio frustrado contra un uniformado en el momento de la detención y también por lanzar una bomba molotov.

Formalización

De acuerdo a los antecedentes presentados en la audiencia de formalización efectuada por el Ministerio Público el pasado 7 de noviembre, se informó que el joven fue detenido tras concurrir a la intersección de avenida Concha y Toro con Ángel Pimentel, donde con un grupo habría impedido el normal desplazamiento de los vehículos y personas.

Carabineros aseguró que Morales manipuló y lanzó un artefacto incendiario tipo molotov contra los funcionarios que llegaron a controlar la situación, elemento que no provocó lesiones en ningún uniformado. La policía indicó que, luego de esto, el joven huyó hasta que fue detenido por el subteniente Aníbal Fernández tras sufrir una caída, esto en la intersección del pasaje Guadalupe con Del Caribe.

En ese momento, según se acusó, Morales habría sustraído un arma cortopunzante con la que habría agredido al funcionario policial efectuando dos cortes en el chaleco antibalas: uno de 17 centímetros de largo y otro de 13.

De esta manera, en la audiencia de formalización, el imputado fue acusado de otros delitos de la Ley de Control de Armas -porte de bomba molotov- en grado de consumado y como presunto autor del hecho, además de homicidio frustrado contra carabinero en ejercicio de sus funciones.

Apremios ilegítimos y tortura

Durante el control de detención, el tribunal declaró como ilegal la aprehensión del joven luego de cuestionamientos de la defensa. De acuerdo a un recurso de amparo presentado la abogada Francisca Figueroa, del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Morales habría sido víctima de torturas y apremios ilegítimos, ya que habría sido golpeado por carabineros cuando se encontraba detenido.

En conversación con BioBioChile, la profesional consignó que concurrió hasta la comisaría donde Morales estaba detenido tras recibir denuncias sobre una posible agresión contra el joven, pero al llegar a eso de las 2:00 él no estaba, ya que fue llevado a constatar lesiones al consultorio Raúl Silva Henríquez.

“Al llegar, le pregunté al subteniente (Aníbal) Fernández, por qué se había demorado tanto tiempo en la constatación de lesiones, ya que el imputado fue detenido a las 23:10 horas (…) Señaló que (el imputado) se había sentido enfermo y había ido a vomitar, con lo que justificó la demora. Además refiere que al escapar el imputado se cae, lo que junto con un forcejeo posterior habría causado las lesiones del imputado”, escribió la abogada en el recurso de amparo.

Según el mismo documento, una vez que el joven se pudo entrevistar con la profesional del INDH, le dio cuenta que “había sido golpeado, que además había sido traslado por la ciudad durante mucho tiempo, para ser trasladado a un mirador donde lo hacen jugar a la ruleta rusa”.

Figueroa explicó a este medio que “Tomás llegó en malas condiciones (a la comisaría) y procedimos a efectuar una entrevista bajo estándares de voluntariedad y confidencialidad, en la cual levantamos un relato que daba cuenta de graves vulneraciones a su integridad física y psíquica por parte de los funcionarios aprehensores”.

Ante ello, y tras considerar que la situación de Morales en la unidad policial era riesgosa, pidió que el joven fuese custodiado por la PDI y no por Carabineros, generándose su traslado hasta un cuartel de la policía civil.

Debido a esto, el tribunal ordenó oficiar a la Fiscalía para que se investigue la participación de Carabineros de la 38° Comisaría de Puente Alto, específicamente el subteniente Aníbal Fernández, quien fue el encargado del procedimiento y víctima de los delitos que se le acusan al joven.

Apelación en la formalización

Pese a que fue declarada ilegal su detención, el fiscal adjunto de la Fiscalía Metropolitana Sur presentó un recurso de apelación verbal por dicha decisión, por lo que no quedó en libertad. De esta manera, el 9 de noviembre la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó la resolución y decretó la medida cautelar de prisión preventiva.

Por ello, Morales Galleguillos debió ingresar al CDP de Puente Alto, debido a que fue considerado como un peligro para la sociedad, y se estableció un plazo de investigación de 90 días.

Tras la determinación, la familia comenzó con una campaña en redes sociales para dar a conocer la situación que ha estado afectando al joven. De acuerdo a lo que señaló a BioBioChile el abogado del joven, Umberto Montiglio, durante la jornada del reciente viernes debió declarar como víctima de la causa de torturas y apremios ilegítimos y también prestar testimonio en calidad de imputado por los dos delitos que se le acusan.

Luego de esta declaración, confirmó que presentarán un nuevo recurso de amparo a favor de Morales, con “la solicitud que se restablezca la libertad pura y simple. Eso conlleva que la persona quede sin nada, pero dependerá de la corte si quiere colocar alguna firma mensual o arresto domiciliario, pero nosotros solicitamos que recupere su libertad”.

Carabineros confirmó investigación interna

Desde la Fiscalía Metropolitana Sur indicaron que el persecutor de Derechos Humanos de Puente Alto se encuentra investigando la causa de apremios ilegítimos en contra del joven y que, de forma paralela, otro fiscal indaga la causa porte de bomba molotov y homicidio frustrado que se le acusa.

Consultados por BioBioChile, desde Carabineros indicaron que “a requerimiento del Juzgado de Garantía, se inició una investigación interna por parte de la Fiscalía Administrativa de la Prefectura Santiago Cordillera para determinar eventuales responsabilidades de los hechos que se denuncian”.

Este artículo describe un proceso judicial en curso. Existe la posibilidad de que los cargos sean desestimados al finalizar la investigación, por lo cual NO se debe considerar al o los imputados como culpables hasta que la Justicia dicte sentencia en su contra (Artículo 4 del Código Procesal Penal)

FUENTE: biobiochile.cl

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: