Denuncian MALTRATO ANIMAL en Zoológico Nonguén, ubicado en Concepción

Denuncian MALTRATO ANIMAL en Zoológico Nonguén, ubicado en Concepción

El Zoológico de Concepción ubicado en Nonguén es una institución privada, ubicada en la región del Biobío y fundada en el año 1978. Durante los últimos se han realizado denuncias por maltrato animal de grupos que abogan por los derechos de animales.

Según la pagina oficial el recinto contaría con autorización del SAG contando con 51 especies distintas y un total de 340 animales en su interior. Encontrándose leones, tigres, osos, canguros, cebras, entre otras especies exóticas. Sin embargo, activistas por los derechos de los animales cuestionan las condiciones en que se encuentra la fauna al interior del recinto. En los últimos meses, en el contexto de la pandemia, se ha difundido la campaña Fin al Zoológico de Nonguén que con el hashtag #FINALZOONONGUEN busca crear conciencia sobre la generación de espacios educativos sobre la fauna, sin la necesidad de mantener en cautiverio a animales exóticos.

Al respecto han señalado desde las redes sociales de la campaña «dentro del seguimiento que hemos realizado, como un esfuerzo colectivo para averiguar cómo realmente viven los animales de este zoológico, hemos podido corroborar diferentes negligencias en cuanto al cuidado de los animales. Tenemos registros que evidencian el mal estado de los alimentos que consumen los animales, los cuales no cumplen con los requerimientos nutricionales para cada especie».

Desde su perspectiva existe maltrato animal al interior del recinto y explican que «los animales se encuentren con niveles de estrés extremadamente altos, lo cual queda de manifiesto en la presencia de comportamientos estereotipados, que corresponden a la repetición constante de movimientos, acciones o posturas realizadas sin un fin determinado, como es el caso del Oso Pardo que realiza un movimiento constante a la entrada de su jaula por horas, Monos Cai que dan vuelta en círculos dentro de su jaula o escalan reiteradas veces una escalera, Avestruces que se arrancan sus plumas y el Papión que observa hacia afuera y saca sus manos entre los barrotes tocando el exterior, animales con signos de estrés crónico, fatiga, desnutrición, mal estado de su piel, pelajes, plumajes y caparazones, lo cual no mostró mejoría en todo el proceso de registro, que fue interrumpido por la pandemia».

Luego de enviar una petición de pronunciamiento ante tales acusaciones, por el canal dispuesto para ello en su sitio web, el zoológico de Concepción no ha respondido hasta la publicación de esta nota.

A nivel nacional e internacional existen diversos movimientos animalistas, veganos y antiespecistas, entre otros, que han cuestionado la crueldad con que se trata a los animales no humanos en zoológicos, circos y sobre todo en plantas de producción de carne que asesinan a millones de animales diariamente.

Imágenes que mostrarían comportamientos estereotipados y repetitivos de un oso producto del estrés a que estaría expuesto en el Zoológico de Nonguén.

 

Fuente : Resumen.cl

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: