Una cabeza cercenada de una cabra, fue lo que encontró una vecina de la comuna de Quillota, en el sector del Sendero Sur, en la región de Valparaíso.

El hecho fue expuesto por Iris del Carmen Ávalos, habitante del barrio, quien tras salir a pasear con su mascota por la plaza del lugar, se percató que su perro se quedó detenido en una de las macetas de neumáticos que protegen a los árboles, encontrándose con la impactante imagen de una cabeza de caprino degollada.

“Encontré – terriblemente el impacto que me causó, porque amo a los animales – una cabecita de animalito. Yo no sé si era un corderito, pero es algo terrible, ¿Cómo puede haber gente tan mala?”, señaló.

Tras recibir la denuncia, la Policía de Investigaciones realizó un operativo en conjunto con la Municipalidad de Quillota a través de su Unidad de Medio Ambiente para determinar las causas del incidente.

Por su parte, Jorge Ebner, médico veterinario de la Municipalidad de Quillota, señaló que es un tema extraño, debido a las circunstancias en las que se encontraron los restos del animal.

“Suponemos que estas son ceremonias realizadas por personas…no sé cómo decirlo, inescrupulosas. Como a modo de un rito están sacando animales de los predios, probablemente cercanos, y haciendo esta ceremonia-ritual, extraña”, afirmó.

En esta misma línea, Ebner agregó que no es primera vez que encuentran restos de este tipo en la zona, ya que semanas anteriores pudieron dar con el cuerpo cercenado de otro caprino, por lo que no descarta que se trate de algún ritual.

En esta misma línea, realizó un llamado a los vecinos del sector, ya que, al tratarse de una zona rural, pidió tomar precauciones con sus animales, principalmente en la noche, y a seguir denunciando este tipo de maltrato.

FUENTE: BioBioChile