El hecho ocurrió hace unos días, cuando el taxista llevaba de pasajera a una mujer y su bebé. En medio del trayecto, la madre decidió bajarse “para ir a comprar leche” a un supermercado, dejando a su hija dentro del taxi y afirmando que volvería en un rato.

Según consigna la agencia EFE, la mujer se bajó y el chofer quedó cuidando de la bebé unos 45 minutos hasta que se percató que la mujer decidió no volver por su hija.

Así, la menor tuvo que ser asistida y alimentada por comerciantes de la zona hasta que fue trasladada hasta la Defensoría de la Niñez.

El hecho fue captado por las cámaras de seguridad del mercado Las Pampitas, donde se ve a una mujer saliendo por una puerta del recinto hacia una dirección desconocida.

Finalmente, horas después la mujer fue encontrada y detenida por la policía. Según informa la misma agencia, la mujer declaró que no es primera vez que lo hace, pero que se arrepiente de sus acciones y ahora quiere que le devuelvan a la menor.

Ahora, la madre está detenida y a la espera de la audiencia para conocer las medidas cautelares que puedan definir su situación judicial.

Fuente : Publimetro