Confesiones Penquistas : «Me enamoré de una MILF»

Confesiones Penquistas : «Me enamoré de una MILF»

Hola amigos, soy un estudiante universitario, de esos que no han pisado la universidad, no fueron mechoneados y ni siquiera se han tomado un copete con los compañeros.

Soy de Chiguayante, de unos bloques que estan al final de la comuna, y mi ventana da justo a un grupo de casas que estan al frente.

Mi vida de un tiempo a la fecha habia pasado de la forma mas aburrida que se pudieran imaginar, pero siempre hay un dia que lo cambia todo.

Ese día fue el sábado, como lo recuerdo, estaba frente al computador y de repente escucho unos gritos de una mujer, algo no muy extraño en mi población, pero que me hicieron ver para afuera.

Uno de los vecinos discutía con su señora, se sentía algun plato lanzado a la pared y luego silencio, lo que pasó después sin duda cambió mi vida.

De repente siento que al techo de una casa sube una mujer, enojada, como arrancando de algo, salió por la ventana y luego se sentó en las latas, quedó casi FRENTE a mi.

No podia quitarle los ojos de encima, le calculé unos 40 años, quizas más, pero algo me atrajo al instante.

Como mi ventana daba justo a donde estaba ella no tardó mucho en que cruzaramos una mirada, ella traia los ojos tristes, pero al verme esbozó una sonrisa.

Nos miramos un rato y solo reímos, algo pasó, química? Atracción? Ni idea, solo se que nos gustamos.

Le hice una señal con la mano y luego cerré la ventana (que acto mas estúpido), me dio como miedo.

En la noche pensé en ella y luego llegó el dia siguiente, me mandaron a comprar algo al negocio de la esquina y el destino, maldito destino hizo que nos encontráramos ahi.

Me reconoció al instante y yo a ella, reimos con esa risa cómplice y después de comprar nos fuimos caminando juntos a nuestros hogares, quedaban casi al frente.

Le pregunté su nombre y ella el mío, las cosas se dan o no se dan, en éste caso se dieron rápidamente.

No se como pasó que en una semana, mientras el marido salia de la casa me llamaba e invitaba a su casa, yo, como un ratoncito caía en su trampa una y otra vez.

Ella sabia a que hora llegaba su esposo así que el tiempo lo usábamos para hacer lo que ustedes ya se imaginan, una y otra y otra vez, a pesar de mi juventud me dejaba agotado, era tan ardiente que hubieron dias en que sencillamente no aguantaba su ritmo.

Me enseñó cosas que sólo podía imaginar y me dio experiencias que solo podía ver en paginas para adultos.

Pero nada es sencillo ni fácil, pasados unos dos meses ella me confesó de que no le habia llegado la regla, yo pensé que se cuidaba, pero al parecer no lo hacía.

Y llegó el dia trágico, llorando me indicó que se habia realizado un test rápido y estaba EMBARAZADA!!

Yo no se que hacer, ella me dejó entrever que se lo haria pasar como GOLAZO al marido.

Acá va la pregunta para ustedes, que hago? Me hago cargo o me hago el gil y sigo su juego??

Simplemente estoy desesperado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: