La NASA advirtió que una fuerte ola solar golpeará la Tierra mañana: ¿cómo nos veremos afectados?

La NASA advirtió que una fuerte ola solar golpeará la Tierra mañana: ¿cómo nos veremos afectados?

No será la primera ráfaga solar que golpea nuestro planeta este mes. Pero en este caso los efectos prometen ser todavía más notables. Conocé todos los detalles.

Una tormenta solar golpeará la Tierra en la madrugada del martes 19 de julio de 2022. El aviso proviene de un modelo de pronóstico de la NASA aplicado por la científica Tamitha Skov, quien describió este fenómeno de llamarada como un filamento en forma de serpiente procedente del Sol.

La científica conocida como «la mujer del clima espacial» compartió este pronóstico el pasado sábado a través de su perfil de Twitter. Las principales consecuencias que podría tener el impacto de este «golpe directo» son las interferencias con las señales de radio y GPS. Algunos cortes de señal podrían ocurrir particularmente en el lado nocturno de nuestro planeta, como explicó Skov. Otro efecto que provocan estas tormentas solares es la aparición de auroras.

Las auroras son un fenómeno en forma de luminiscencia que se produce cuando hay una interacción entre las partículas expulsadas por el Sol con las moléculas de la atmósfera concentradas a una altura que oscila entre los 95 y los 750 kilómetros, zona donde hay bastante densidad atmosférica. Además, estas erupciones van acompañadas de rayos X que suelen ser absorbidos en la primera capa de la atmósfera.

Por otro lado, la interferencia en la propagación de las ondas de radio podría ocurrir si la radiación de la ola solar tiene suficiente energía para calentar y distorsionar la ionosfera, la parte de la atmósfera terrestre que está permanentemente ionizada por la fotoionización de la radiación solar. Es decir, en el peor de los escenarios, una tormenta solar masiva de estas características podría dejar fuera de servicio toda nuestra red de comunicaciones.

Sin embargo, como explica Skov, existe una escala para medir la fuerza de estas tormentas geomagnéticas y van desde el nivel G1 hasta el G5, con el fin de analizar la intensidad y los efectos de las tormentas. «La orientación magnética de esta tormenta solar va a ser difícil de predecir. Pueden darse condiciones de nivel G2 (posiblemente G3) si el campo magnético de esta tormenta está orientado hacia el sur«, agregó la científica de la NASA en otro tuit.

¿Cómo nos afectará la ola solar?

La NASA sostiene que en una tormenta solar «se producen explosiones conocidas como fulguraciones solares«, las que se encargan de «enviar toneladas de energía hacia el espacio a la velocidad de la luz«, algunas «vienen acompañadas de enormes erupciones solares, llamadas ‘eyecciones de masa coronal’«. 

«Toda esta radiación adicional puede dañar los satélites que usamos para las comunicaciones y la navegación, y puede interrumpir el funcionamiento de las redes eléctricas. La radiación de las tormentas solares también es peligrosa para los astronautas que se encuentran en el espacio«, agrega la agencia espacial estadunidense.

El sol ha sido implacable este mes. En lo que va de julio, fuimos testigos de múltiples erupciones y tormentas solares menores, que provocaron desde breves apagones de radio a interrupciones de las actividades del GPS. Para la ola solar que llegará mañana martes, se esperan significantes apagones de radio de onda corta e interrupción de sistemas de GPS que podrían dificultar la navegación de barcos y pequeñas aeronaves en el lado diurno de la Tierra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: