Una mujer de 36 años murió apuñalada por su conviviente la noche de este miércoles en Valdivia.

La víctima fue identificada como Cindy Muñoz, de 36 años y de profesión médico veterinaria. Además, se sabe que tenía un hijo de 7 años.

Los hechos quedaron al descubierto cuando su conviviente de 43 años, el autor del crimen, llamó a carabineros y confesó todo. Lo que manifestó fue que “se le pasó la mano en una discusión”.

El hombre quedó detenido tras la confesión. Lo que sabe por ahora es que el cuerpo de la mujer fue encontrado en la cocina.

Fiscalía confirmó que no existen denuncias previas por violencia intrafamiliar.

El menor de edad que se encontraba en la casa al momento del crimen, era hijo de una relación anterior, por lo que quedaría a cargo de su padre biológico.

Carabineros y la Brigada de Homicidios trabajaron en la casa de la víctima para levantar las pruebas y encontrar el arma homicida.

FUENTE: BioBioChile